viernes, junio 22, 2007

Tiempo de Silencio. Rompo el silencio



¡Hola de nuevo, fieles lectores! Antes de nada, os quiero pedir perdón por tardar tanto en escribir otro artículo. Lo segundo, daros las gracias por esperar y seguir leyendo mis escritos. Aunque yo lleve tiempo en silencio, vosotros habéis seguido escribiendo vuestros comentarios. Como siempre, ¡han sido muy gratificantes!

Un minuto de silencio. ¿Silencio? Una palabra que produce tranquilidad, aunque el mío…

Mi silencio me inquieta. Interrumpo de nuevo vuestra parsimonia para hablaros de MI SILENCIO. Silencio que he mantenido a lo largo de mi vida, y que ahora, después de tantos años, quiere salir. Por desgracia, ya es demasiado tarde.

SILENCIO al callar por no decir lo que realmente pienso…

Si pudiera volver atrás, no callaría algunas de las cosas que he silenciado siempre. Nunca expresé mis sentimientos hacia mi madre. ¡Nunca le dije que la quería! Eso no quiere decir que no la quisiera, lo que pasa es que nunca se lo decía. Pero lo pensaba, y tanto que lo pensaba…

Ella lo sabía, porque yo se lo demostraba cada día. En cada uno de mis actos, yo reflejaba mi amor hacia ella. Las personas dicen que uno no es lo que dice, si no lo que hace. En mi caso es cierto. Ahora me arrepiento de haber mantenido mis sentimientos en silencio. Ya no puedo decirle lo que la quería, y la sigo queriendo. Ahora ya no la tengo aquí a mi lado. Pero sé, que desde algún sitio ella escucha como se lo digo cada día de mi vida: ¡MAMA TE QUIERO!

SILENCIO al callar por miedo a decidir y variar lo que piense la otra persona…

Otro de los silencios que he guardado siempre, ha sido comerme los “marrones” yo solo. Nunca se los he explicado, ni explico, a nadie. Cuando tengo un problema, me como la cabeza yo solito. No me gusta tener que contárselo a nadie. No quiero que las personas se preocupen. Seguro que intentan darme consejos. Pienso que depende de lo que sea, nadie te puede dar un buen consejo. Uno tiene que vivir las cosas, porque por mucho que la otra persona lo sienta en el alma, si no lo vive, no creo que te pueda aconsejar. Te podrá dar buenos consejos, no digo que no, pero no sé si serán los adecuados.

Mucha gente dice que no me quiero mucho, ya que me guardo los problemas para mí. Además, cuando alguien tiene un problema intento ayudarlo como pueda. He llegado a comerme el marrón de otros para evitar que no les pasará nada y para que no pensaran que era un “mangante”. Como yo ya tenía la fama, pues que más me daba. Esas cosas nunca se las digo a nadie. Hay momentos, cuando estoy a solas, que las pienso. Me da rabia que las personas no se den cuenta de lo que has hecho por ellas sin que te hubieran pedido nada. Por mí, nadie lo hace. Aunque yo, nunca le pido nada a nadie. Como he dicho antes, prefiero superarlo a mi manera. Si alguien, algún día, diera la cara por mí en lo que fuera, yo me daría cuenta. La verdad es que siempre le estaría agradecido.

Aunque hoy esté escribiendo sobre este silencio, sé que no va a cambiar nada. Yo siempre seguiré igual y sentiré compasión por el que yo crea que se la merezca.

SILENCIO al callar sentimientos que uno siente hacia otra persona por miedo a no escuchar lo que uno quiere oír…

Es uno de los silencios más habituales. Creo que puede sucederle a cualquiera. Para mí, es uno de los más “chungos”. Digo esto porque por ejemplo: ¿a quién no le ha gustado una persona y no ha sido correspondida?

Hay veces en las que te gusta alguien y no sabes el porqué. Solo sabes que te gusta. Quizá tú sabes que es imposible. No sé, por edad o por cualquier otra cosa. Tal vez la otra persona tiene pareja, o simplemente eres tú el que piensa que es imposible. Por ese motivo te callas y mantienes el silencio.

A veces es bueno mantener silencio, pero otras veces, es mejor decir lo que uno siente. Pero, ¿quién no tiene miedo a decirlo? Puedes tener un amigo o una amiga con el que te lleves muy bien y sin darte cuenta, te acabes enamorando. Cuando pasa eso hay que tener cuidado. En esos momentos, cualquier cosa la puedes malinterpretar, precipitarte, y cagarla.

Tal vez, a la otra persona le caes muy bien y te cuenta sus problemas. Puede parecer que actúe como si le gustaras, pero en realidad solo te aprecia mucho como amigo o como amiga. Piensa, que según lo que tú le dijeras, podrías estropear esa relación de amistad. Aunque la otra persona dijera que no pasa nada, que todo va a seguir como antes, eso es mentira. ¡Eso es imposible!

Si de verdad es tu amigo o amiga, cuando esté contigo, intentará actuar de otra manera para que no volvieras a “cagarla”. Todo esto hace que te vayas distanciando de esa persona. Lo que al principio parecía que podía ser una bonita relación, puede acabar por casi ni hablaros.

Por eso, hay que tener cuidado y estar muy seguro de lo que se va a hacer. Pero por otra parte, si no te arriesgas, nunca sabrás si la relación hubiera funcionado.

No sé, cada uno elige si mantener silencio, o no. Pero una cosa está clara, si la persona que te gusta tiene pareja, es mejor mantenerse al margen. Creo que la otra persona tiene que ser la que dé el primer paso. Si lo das tú, te arriesgas a poner en peligro su relación de pareja. Eso no es aconsejable, ya que lo que tú sientes puede ser solo un capricho. Podría ser que le hicieras romper su relación por ti, y luego tú no estar con él o ella. Entonces si que puedes pensar, que esa persona y tú, ya no volveréis a ser íntimos amigos nunca más.

Con esto quiero decir que si la persona que te gusta, tiene pareja, mejor mantente en silencio. Si no estás seguro de que sienta lo mismo que tú, tres cuartos de lo mismo: silencio.

Bueno mi gente, espero que os guste mucho mi nuevo artículo. Sé que he tardado bastante en volver a escribir. Por ese motivo, el nuevo artículo es bastante largo.

Lo he hecho sobre el silencio, porque el otro día… Estaba en mi celda, era de noche y miraba por la ventana… Con la música que tenía puesta, pensaba en el silencio que había fuera. En ese momento no parecía que estuviera preso. Entonces pensaba en la gente que sigue ahí fuera y lo que deben pensar de esto.

¡La realidad es que estar preso te paraliza la vida! Es como estar en silencio… o, como decimos mucho nosotros: “apagado o fuera de cobertura y hasta que no salga no me volverán a encender. ¡Espero que sea pronto! Os dejo un dibujo de mi hija que yo creo representa un poco el silencio: parece un día tranquilo y además que es de mi hija (y aunque no lo representara también lo pondría) Hasta la próxima.

DUE

22 Comments:

Anonymous montse said...

Me ha encantado lo que nos cuentas aqüi, tienes toda la razon del mundo. yo tampoco le digo a mi madre que la quiero ni se lo demuestro kizas algun dia me arrepienta pero aveces las relaciones entre madres e hijos no van bien. Lo peor ke se puede hacer es guardarse todos los problemas asi mismo, ai ke sacarlos para desahogarse. sigue pbicando cosas asi vale la pena leerlo. un abrazo y un beso. cuidate

sábado, junio 23, 2007 12:04:00 a. m.  
Anonymous nuri said...

Hola de nuevo ya veo que amedida del tiempo eres mas adulto y tus pensamientos mas claros ojala uviera sido asi antes uvieras ganado mucho pero bueno en la vida hay que cometer errores para aprender de ellos ahunque ojala nunca los uvieras cometido .Sabes no es nada bueno guardarse las cosas ni los sentimientos para uno mismo ya que luego no vale de nada arrepentirse porque o ya no estan o no hay solucion ,ademas de que sirve el silencio de nada lo unico que ace es que nadie sepa nada de ti y luego te sientas mas solo para mi el silencio es para la tranquilidad de mi estado de animo en el dia pq aveces te gusta estar en silencio y es bueno encrontrar la paz con uno mismo que sepas que nos a gustado mucho el dibujo y puedo ver muchas cosas en el paz,un dia tranquilo de playa el silencio ,un paseo lo que si se ve es que tu niña piensa en ti y en ser feliz.Me haa cuidate gustado mucho tu blog de hoy y espero que sigas escribiendo articulos como este y que tu utilices lo que dices para ti mismo hasta otra cuidate te queremos mucho NETMAQ.BESOOSSSSSSSSSSSS

sábado, junio 23, 2007 10:38:00 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

Hola!

Menudo tema has escogido esta vez...
Yo también soy de esas personas, que en muchos momentos, y por muchas razones, GUARDA SILENCIO. Aunque por dentro lo clame a gritos, por la boca no salen mis palabras. Palabras que mostrarían sentimientos positivos y negativos, que muchas veces uno debe reservarse.
A medida que avanzan los años, me doy cuenta que todo lo que en su día no se dijo, te queda para siempre.
Tienen razón los comentarios anteriores en el hecho de que se ha de intentar no guardar silencio. Pero al mismo tiempo, hay cosas que creo que no se deben decir.
Yo he aprendido a decirlas con el resto de sentidos de mi cuerpo. Muchas veces, lo que se dice, se olvida, pero una sonrisa, un momento vivido con alguien... NOOOOO ¡Creo que eso no se olvida en la vida! Intento utilizar mis sentidos para sacar las palabras convertidas en sentimientos a través del cuerpo. Escucho, observo, asiento, sonrío, intento dar confianza con mis gestos. No sé, creo que deberías intentar no guardar tanto silencio. Supongo que de vez en cuando va bien desahogarse y explicar lo que a uno le pasa, lo que uno siente por el resto de personas, etc.
Y también piensa que muchas cosas se pueden decir mediante eso que llaman el lenguaje de gestos, no? Jejeje.
Me encanta que hayas vuelto a escribir, nos tenías un poquillo abandonados.
Hasta la próxima.

lunes, junio 25, 2007 7:39:00 p. m.  
Blogger Tximista said...

A mi me vendria bien un poco de silencio.La verdad,que muchas veces en conversaciones que mantengo o mantenemos con alguien,hay a veces un silencio,donde deveria haber palabras.Eso de callo por no herir.Enfins.Chau

lunes, junio 25, 2007 9:37:00 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

hola DUE,soy una de tus lectoras, leo tus artículos desde el primero que hiciste,vi el reportaje que os hicieron en tv3,os escuché por la radio y hasta me he leído el principito gracias a ti,ya que a mi tampoco me gusta mucho eso de leer... nunca te he escrito ningun comentario sobre los artículos que escribias y no se porqué, porque en realidad tenía muchas cosas que decir sobre todo lo que ponías,ya que coincido contigo en muchas de las cosas que explicas,pero hoy, al leer tu último artículo me has hecho romper con mi silencio y he decidido escribirte.
Como te he dicho antes,te podría decir muchísimas cosas de todo lo que has estado publicando meses atrás,pero para no extenderme demasiado(aunque aún así creo que mi comentario se va a extender un poco),voy a centrarme en este último, ya que quizá es uno de los que más me haya gustado.
Para mí,el silencio también es inquietante e incluso me hace ponerme bastante nerviosa,ya que cuando estoy en silencio,solo hago que darle vueltas a mi cabeza sobre miles de cosas que me van dando vueltas sin parar y que inconscientemente no puedo dejar de hacerlo,por ese motivo,suelo evitar el silencio,aunque también pienso que hay veces que se puede necesitar.
Yo también soy de las personas que suelo callarme las cosas,no me gusta explicar mis problemas,ya que no me gusta que la gente se compadezca de mí o piense "pobrecita",pero poco a poco me voy dando cuenta que muchas veces sí que he necesitado y necesito que alguien me escuche,aunque solo sea por el simple hecho de desahogarme sin necesitar respuesta alguna.
Sobre el silencio de los sentimientos hacia otra persona pienso que es muy difícil el podérselos callar,ya que sentir algo hacia alguien es una de las cosas más bonitas que te puede pasar y de las que más te puedes arrepentir si no lo dices,ya que a veces arriesgarse,en este sentido,vale la pena.
Solo una última cosa,si has mantenido silencio a lo largo de tu vida y ahora quiere salir,piensa que nunca es demasiado tarde.
1 beso

miércoles, junio 27, 2007 4:00:00 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Hola DUE, me ha gustado mucho lo que has escrito y cómo te has expresado.
Es cierto que muchas veces guardas silencio y luego te arrepientes, pero es bueno aprender de las experiencias y que no te vuelva a suceder, por ejemplo si no se lo dijiste a tu madre, aprende que siempre has de decírselo a las personas que quieras, como por ejemplo a tu hija.
En cuanto a la última clase de silencio, no estoy totalmente de acuerdo contigo. Yo creo que los sentimientos hay que expresarlos y más si son con amigos. Pero claro siempre puedes estropearlo todo. Normalmente suele suceder lo que dices de que a veces acaban sin hablarse. Lo que tenemos que tener claro es lo que realmente sentimos por la otra persona y qué queremos de ella. A veces nos confundimos y lo que realmente es amistad lo confundes con amor. Con esto hay que tener mucho cuidado porque puedes dañar a "tu amigo/a".
Quizás estando en la situación de no tener libertad, os créeis que os enamoráis de alguien que siempre está con vosotros todos los días o que viene a comunicar siempre contigo y siempre está ahí, sobretodo en tus momentos más duros, a parte de tu familia claro. Pero cuando empezáis a volver a tener una vida en el exterior todo eso se olvida, y lo que creías que era amor, resulta que no lo era, pero era lo único que tenías siempre al lado, pero claro en la calle hay más gente a la que conoces y de la que te puedes enamorar de verdad. El problema es que esas personas continuan en la misma situación aunque tu salgas y pueden sentirse decepcionadas o dolidas porque ellas si que sentían de verdad.
Bueno, en definitiva, que creo que deberías expresar más tus sentimientos y arriesgarte en según qué momentos y cómo veas la situación. Pero sobretodo el decir a las personas que quieres decirles lo que sientes por ellas. Yo tampoco soy de decir a la gente lo que siento y me cuesta mucho decir la palabra mágica "te quiero" y a veces a quien se la dices no es a la adecuada.
Sigue escribiendo sobre temas tan profundos que te harán madurar mucho más.
Dennysse.

jueves, junio 28, 2007 2:37:00 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Hola principito...
realmente cada vez que te leo me doy más cuenta de cuanto tienes dentro, tu potencial a todos los niveles y sobretodo a uno, el más importante, como persona.
Que lastima que hayas guardado tanto tiempo silencio, pienso que hay sentimientos que hay que gritarlos bien fuerte pero que nunca es tarde para hacerlo.
Creo que nada de lo que digamos puede estar mal si lo hacemos desde el respeto, hacia el otro y hacia nosotros mismos.
Decirle a una madre o a un hijo que la queremos debería estar en la primera posición del manual del como ser hijo o padre , pero tu ya sabes que eso no existe o sea que poco a poco con el tiempo nos vamos dando cuenta de ello. Nunca olvides decírselo a tu nena y tranquilo no tengo ninguna duda de que tu madre lo sabe al igual que tu sabes cuanto te quería ella y como te adoraba, seguro.
Sobre el silencio respecto al amor d otra persona...amiga...es difícil.
No se como contestarte, con la cabeza o con el corazón? La cabeza me dice prudencia, la mistad es algo escaso, valioso y no deja de ser un tipo de amor, tranquilo, puro, leal...el corazón se me acelera y me pide a gritos "díselo"... pero es amor o deseo? A veces deseamos lo que tenemos más cerca y no podemos tener y solo pq. si, y ya esta.
Pienso que debemos valorar, que arriesgamos, que ganamos , que podemos perder...pero tb. se nos va la "olla" a menudo...

No pienso que mis reflexiones te sirvan de mucho, quien es quien para aconsejar sobre el amor o el silencio...pero si me ofrezco para escuchar.


Hasta pronto.
Yo

viernes, junio 29, 2007 11:53:00 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

Silencios, palabras, más silencios, sentimientos no expresados, más silencio... qué importa lo que no se dice si lo que se hace, demuestra eso que no expresamos. Como dice la canción “Si lo que vas a decir no es más bello que el silencio...”. A veces es mejor no decir nada, dejar que las cosas fluyan. Pero no debemos engañarnos, por mucho que expresemos nuestros sentimientos si no demostramos a las personas que queremos que, las entendemos, las respetamos, que sabemos ponernos en su lugar, de poco sirven las palabras. La comunicación es un acto generoso, quien habla entrega y quien escucha acepta las palabras, pero para eso ambas partes no tienen que ser egoístas y dar y recibir de igual a igual, sino llegará un día en que la comunicación falle. ¿Tú eres generoso o eres de los que siempre espera recibir?

viernes, junio 29, 2007 2:20:00 p. m.  
Anonymous crazy said...

Hola Montse! Ya que te ha gustado tanto mi artículo, deberías ponerlo en práctica y expresar tus sentimientos. Lo digo para que no te pase lo que me pasó a mí. Espero que sigas leyéndome, y gracias por tu comentario.

DUE

viernes, julio 06, 2007 12:12:00 p. m.  
Anonymous crazy said...

Hola Nuri!
Uno no se da cuenta de las cosas cuando quiere, si no cuando debe. Eso quiere decir que si no me di cuenta antes, sería por algo. No creo que las cosas no tengan solución. Lo único que no tiene solución, es la muerte.
El problema es que cuando vengo a darme cuenta, la otra persona ya no lo acepta, y eso es un poco egoista. La verdad es que no se lo tengo en cuenta...
Gracias por tu comentario y espero que sigas leyendo.
Un beso NEMA

viernes, julio 06, 2007 12:39:00 p. m.  
Anonymous crazy said...

Hola anónimo!
Veo que mi artículo te ha gustado bastante. Dices que tú también guardas mucho silencio, y a mi me dices que no debería guardar tanto silencio? Pues te digo lo mismo a ti. Aunque tu dices que los expresas con el resto de tu cuerpo. Supongo que a las personas que se lo demuestras se dan cuenta, y lo agradecen mucho, pero prefieren guardar silencio y hacer ver como si nada pasara.
Seguro que esas sonrisas que tu dices, nunca las olvidarán. No sé, creo que es bonito hablar con gestos o entre líneas!
Espero que sigas escribiendo comentarios tan profundos.
Hasta la próxima.

viernes, julio 06, 2007 1:16:00 p. m.  
Anonymous crazy said...

Hola tximista!
La verdad que del silencio que tu me hablas, yo no he hablado. Pero tienes toda la razón del mundo. En muchas ocasiones necesitas silencio, y sobre todo estando aquí que casi nunca tienes intimidad. La verdad es que más de una vez me callo por no herir a nadie.
Gracias por tu comentario y sigue visitando mi blog.

viernes, julio 06, 2007 1:39:00 p. m.  
Anonymous crazy said...

Hola anónimo, me alegro mucho de que mi artículo te haya servido para romper ese silencio, y hayas decidido escribirme. Es verdad que en muchos momentos merece la pena arriesgarse, ya que puedes llegar a tener una bonita relación. Pero bueno… Cada uno debe saber si callar o hablar.
Espero que ya que has roto ese silencio continúes escribiéndome. Por cierto, ya que te has leído el principito, ahora te podrías leer “Donde el corazón te lleve” de Susanna Tamaro. Supongo que te gustará!
Hasta otra.

viernes, julio 06, 2007 2:03:00 p. m.  
Anonymous crazy said...

Hola Dennysse!
Me alegra que te haya gustado mi artículo. Tienes razón: igual a mi madre no se lo dije, pero ahora tengo una hija a la que se lo digo siempre. Respecto a lo de los sentimientos es verdad que a veces es mejor decirlo, pero como tú dices estando preso te puedes confundir. Cuando estás aquí dentro, no tienes a nadie y entonces cuando alguien te muestra un poco de cariño te crees que te enamoras. Pero lo que tú dices es cierto, luego cuando salen se olvidan y te decepcionan. Aunque no todos los presos son igual. Yo por lo menos soy una persona que me guío por como es la persona. Si a mí aquí dentro, me ha tratado bien y se ha preocupado por mí, el día que salga seguiré tratándola igual de bien. Deberías intentar conocer mejor a la otra persona antes de decir te quiero. Pero bueno, cada uno actúa como cree. Espero que no te decepcionen mucho en la vida, te lo digo de corazón.
Gracias por tu comentario
DUE

viernes, julio 06, 2007 3:07:00 p. m.  
Anonymous crazy said...

hola anónimo tu comentario tiene mucha razón. Es muy difícil, podría ser que sólo fuese un deseo físico. Es verdad que siempre deseamos lo que no podemos tener, pero sea con el corazón o con la cabeza siempre hay que estar muy seguro de lo que vas a hacer. Gracias por tu comentario y espero que siempre estés ahí para escuchar mis problemas y mis dudas. Creo que contigo ya se me ha quedado lo de principito. La verdad es que me hace gracia. El Principito

viernes, julio 06, 2007 3:57:00 p. m.  
Anonymous crazy said...

hola anónimo! la verdad es que tu comentario se me hace difícil de contestar porque si me pongo a pensar no sé si soy egoísta o prefiero recibir. Creo que dependiendo de la persona o el momento, hago una cosa o la otra. La verdad es que yo soy muy generoso en casi todos los aspectos, pero de vez en cuando me gusta recibir. Pienso que todo el mundo es generoso y egoísta a la vez, ya que el que contigo puede ser egoísta con otra persona puede ser muy generoso. Pero bueno, yo creo que yo soy generoso. Tu comentario me ha hecho pensar en muchas cosas y espero que sigas visitando mi blog. gracias

viernes, julio 06, 2007 3:59:00 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

La vida es vivirla! Da igual lo que digas o lo que guardes. Intenta demostrar con cada pensamiento, cada sentimiento y cada acción, que las personas te importan. Pero sobre todo intenta demostrarte a ti mismo, que tú también importas. Muchas veces las palabras que salen por nuestra boca no tienen nada que ver con lo que realmente pensamos, sentimos o hacemos. Creo que quien diga lo contrario, miente.
¡Estamos aquí para dar, RECUERDALO SIEMPRE! Cuanto más des, más recibiras.
La vida va tejiendo hilos entre las personas sin decir nada: ¡la vida no habla! Aunque en muchos momentos la oigamos susurrar (que bella es la vida, y que bellos sus susurros). Pero la vida te hace sentir, pensar y actuar... PORQUE LA VIDA ERES TÚ, y todos los que te rodean.
Di lo quieras, lo que debas, pero sobre todo di lo que sientes, piensas y haces. De esa manera, con sus más y sus menos, VIVIRÁS LA VIDA.
A cuidarse

sábado, julio 14, 2007 11:30:00 a. m.  
Anonymous nenah said...

Me acabo de leer del tirón un montón de entradas del blog..estoy alucinada, creo que me acabo de enganchar..acabas de ganar una fiel más =)
y muy tierno el dibujo.
un beso enorme

miércoles, julio 18, 2007 5:30:00 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

Soy Litus

Dicen que el silencio puede llegar a ser el más fuerte de los ruidos

Un abrazo y nos vemos el miércoles

jueves, julio 19, 2007 6:54:00 p. m.  
Blogger Yo said...

Primero que nada, esta hermoso el dibujo de la nena, se ve alegre.
Y el silencio... hay muchos tipos, a veces hay que callar, porque en realidad no tenes nada que decir, entonces no tiene sentido hablar. Otras veces, lo que tenes que decir nadie lo va a entender, entonces para que hablar? en tu caso el silencio puede ser torturante, aca fuera a veces se necesita, para encontrarse con un@ mism@ y sentirse. alejarse un poco de la carga de todos los dias y solo callar.

Hay silencios más edificantes que muchas palabras.

lunes, agosto 13, 2007 2:51:00 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

SOY LA FLORETAeste articulo me ha encantado,cada persona es como es y tu no te puedes obligar a romper el silencio,aunque aveces es malo callar esos sentimientos se crian dentro de ti y si no los sacas puedes hacerte mucho daño,yo soy como tu me lo guardo todo,quiza porque me da miedo que la gente me diga que me estoy equivocando en algo,prefiero darme cuenta yo misma de mis errores y actuar cuando yo crea conveniente,los consejos de la gente si no te gustan no los coges eso es asi,muchoss bessossss DUE FLORETAAA

jueves, septiembre 20, 2007 7:26:00 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Maikeeel.... me encanta lo que escribes, y ahora cuando te veo, siento algo por dentro que yo tambien me callo... me encantaria conocerte de verdad. Eres increible due

martes, junio 15, 2010 4:01:00 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home