martes, febrero 05, 2008

Estamos solos o solamente aislados


Hola, ¿hay alguien ahí, o estoy solo? No, seguro que seguís al otro lado del monitor. Espero que sigáis así siempre. Os digo esto, porque hoy os voy a hablar de la soledad que siento al estar encerrado.

Sé, que cada uno, ve la soledad de una manera distinta, pero aquí dentro casi todos la sentimos del mismo modo. Echamos de menos las mismas cosas: la familia, la libertad, los amigos,… En muchos momentos te encuentras solo y si no es así, intentas buscar esa soledad que, aquí dentro, hace falta de vez en cuando. No sueles tener intimidad, porque nunca estás solo, pero al mismo tiempo, siempre lo estás.

Yo suelo encontrarme solo muchas veces, pero además, en ocasiones, busco estarlo… Sobre todo cuando escribo y escucho mi música.

Cuando estoy escribiendo, sobre todo si hablo de sentimientos, me pongo la música para poder concentrarme. Cuando estoy con gente, se me hace imposible escribir. Cuando escucho la música pienso con más tranquilidad y puedo desconectar de todos los ruidos de aquí… que si el ruido de las llaves de las celdas, que si el timbre, que si las broncas y los chillidos… Es una sensación que te acaba saturando. Para colmo, llegas a la celda y tienes a tus cuatro compañeros echando una partida al parchís y chillando como locos… así es que acabas cogiendo los cascos y poniéndote la música. En ese momento es cuando consigues liberar tu mente.

Empiezas a pensar y te imaginas cómo será todo cuando salgas. ¿Cómo habrán cambiado mis amigos? ¿Seguirá todo igual que cómo cuando lo dejé? Sabes que eso es imposible, pero cuando te da por pensar…

Me imagino mucho de fiesta (algo que me encanta), aunque depende de lo que esté escuchando, porque si escucho música de la fiesta, es normal que me entren ganas de salir. Si lo que escucho es rollo amor, pues me da por pensar en la familia o en las chicas (que suele ser muy a menudo).

Lo que pasa es que aunque sea muy bonito pensar en lo de afuera, muchas veces esos pensamientos te hacen sentir más solo. Te das cuenta de que cada día lo ves más cerca, pero no lo puedes tocar. Entonces, intentas dejar de pensar, pero no puedes, porque en realidad quieres seguir pensando en tu vida en la calle. Lo que realmente me molesta de estas situaciones es que encima, no puedes desconectar de ninguna manera, ya que aquí no me puedo bajar al bar con los amigos para no pensar.

La verdad es que aquí cuando desconectas, te das cuenta que para lo que hay fuera de tu mente, mejor estar solo en tus pensamientos. Pero cuidado con eso, puede resultar muy peligroso. ¡Que sepas que puedes acabar loco! Dicen, que las 3 necesidades básicas del ser humano para sobrevivir, son la nutrición, la reproducción y la comunicación. Por lo tanto, ¡hay que relacionarse con los demás! Parece una tontería, pero si alguien de nosotros nunca se comunicara, no aguantaría ni un mes cuerdo.

No todo el mundo es capaz de soportar esto… A veces, veo a personas, que en la calle eran muy vivas, y al entrar aquí se vuelven muy reservadas… por no decir, que acaban medio locas. Algunas de ellas, acaban en la unidad de enfermería y siempre quieren estar en soledad…

Espero que nunca me pase algo así, porque aunque la gente que me conoce, pueda pensar que eso a mí no me pasa, sólo hace falta tener unos cuantos problemas, y no poder hacer nada para solucionarlos. Eso hace que te desesperes por salir, y la desesperación provoca ansiedad… y ese es el principio de tus comidas de cabeza. Y eso no es todo, porque piensa, que puede ir a peor.

La gente que intenta ayudarte, suele decirte: tómatelo con calma, tranquilo, ya queda menos,… pero me gustaría que por unos segundos sintieran lo que es estar encerrado en un lugar, sintiendo lo que sentimos y no poder hacer nada. ¡Cuando uno vive el problema, que difícil es la solución y que fácil resulta dar consejos para el que lo vive desde fuera! En realidad, ¿qué te van a decir?... si las personas no se imaginan lo que es pasar por esto.

Pero sea como sea, hay que intentar relacionarse con los demás y no guardarse los problemas para uno mismo. Hay que tratar de compartirlos con alguien de confianza. Eso libera mucha tensión y te hace sentir mejor. Espero que nunca os sintáis solos y que os guste mi nuevo artículo.

Hasta la próxima

DUE


23 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Ya que hablas de la soledad y que te gusta la música, ahí va la letra de una canción de Joaquin Sabina:

Algunas veces vuelo
y otras veces
me arrastro demasiado a ras del suelo,
algunas madrugadas me desvelo
y ando como un gato en celo
patrullando la ciudad
en busca de una gatita,
a esa hora maldita
en que los bares a punto están de cerrar,
cuando el alma necesita
un cuerpo que acariciar.

Algunas veces vivo
y otras veces
la vida se me va con lo que escribo;
algunas veces busco un adjetivo
inspirado y posesivo
que te arañe el corazón;
luego arrojo mi mensaje,
se lo lleva de equipaje
una botella, al mar de tu incomprensión.
No quiero hacerte chantaje,
sólo quiero regalarte una canción.

Y algunas veces suelo recostar
mi cabeza en el hombro de la luna
y le hablo de esa amante inoportuna
que se llama soledad.

Algunas veces gano
y otras veces
pongo un circo y me crecen los enanos;
algunas veces doy con un gusano
en la fruta del manzano
prohibido del padre Adán;
o duermo y dejo la puerta
de mi habitación abierta
por si acaso se te ocurre regresar;
más raro fue aquel verano
que no paró de nevar.

martes, febrero 05, 2008 3:36:00 p. m.  
Anonymous maria said...

Hay otra canción sobre la soledad que a mi me gusta especialmente. Es de Georges Moustaki que dice:

Por haber dormido tan a menudo
con mi soledad
se me ha hecho casi una amiga,
una dulce costumbre,
ella no me deja ni un paso,
fiel como una sombra
ella me sigue aquí y allá,
a los cuatro rincones del mundo.

No, jamás estoy solo
con mi soledad.
Cuando está en el hueco de mi cama
ella coge todo el sitio
y nos pasamos largas noches,
los dos, cara a cara
verdaderamente no sé hasta dónde
irá esta cómplice,
¿hará falta que me aficione, o que reaccione ?

No, jamás estoy solo
con mi soledad
Por ella, supe tanto que hubiera
derramado lágrimas,
si a veces la repudio
jamás cede
y si prefiero el amor
de otra cortesana
ella será hasta mi último día
mi última compañera

No, jamás estoy solo
con mi soledad
No, jamás estoy solo
con mi soledad.

He pensado leyendo tus palabras que también hay otras formas de soledad que segurament te parecerán más soportables que la tuya pero qus son terriblemente duras: aquellas personas que rodeadas de gente "fuera" también se sienten solas... o los ancianos "aparcados" y olvidados en los centros de tercera edad... en fin, no es por consolarte por que la soeldad en la prisión es muy dura, pero se me ha venido a la cabeza lo universal que es el sentimiento de la soledad, y no sólo dentro de la prisión.
Yo personalmente procuro alejar los fantasmas de la soledad acudiendo a los libros... esos son una de las mejores compañías para mi.
Gracias de nuevo por tus confidencias

martes, febrero 05, 2008 3:55:00 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

¡Muy buenas DUE!

Es la primera vez que entro en tu blog. He leído tu último artículo publicado y la verdad es que me ha encantado.

Tienes una gran sensibilidad. Sabes expresar tus sentimientos, lo que sientes... y leerte engancha.

Comprendo tu soledad. Tu soledad invisible, porqué tal como dices siempre estás rodeado de gente. Pero por dentro uno se siente solo ¿verdad?

Haces muy bien en compartir lo que sientes con alguien de confianza. Y haces muy bien en escribir. Pues porqué va muy bien, sobretodo cuando utilizas la escritura para sacar lo que te inquieta o te corroe por dentro. Y porqué así nos complaces a los que te podemos leer a través de tu blog.

Te he descubierto hoy y seguiré entrando en tu blog.

Un abrazo

Anna

martes, febrero 05, 2008 10:19:00 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Me alegro de que sigas escribiendo y sobretodo expresando lo que hay dentro de ti, que es muy bueno, pero que a veces cuesta que salga.
A mí la soledad no me gusta nada, de echo, no lo soporto. Sí que es cierto que en algunos momentos necesitamos estar sin la compañía de alguien, pero yo esos momentos los utilizo para recordar momentos especiales. Me gpongo música y comienzo a recordar aquella situación en la que me divertí, o en aquel momento que compartí con una persona muy especial, la cual no tienes al lado.
Pero cuando deseo estar sola, es porque estoy triste, y con la música y la melancolía, aún me pongo mucho más triste.
Quizás por eso no me gusta la soledad.
Hay una frase que me encantan sobre la soledad:la soledad es estar todeado de gente y echar de menos a la persona que te hace falta.
Me encanta esta frase, porque es cierta. Puedes tener millones de personas alrededor, pero en cambio sentirte muy sola.
Dentro del centro también sucede esto. Siempre hay gente: vas a ducharte y hay gente; vas a comer y hay gente; vas a dormir y hay gente; vas a... y hay gente, pero eso no quiere decir que esas personas sean las que necesitéis tener a vuestro lado.

Espero no haberte deprimido con mi comentario, quizás en otro momento escribo algo más divertido, pero al escribir también comunicamos como nos sentimos y lo que necesitamos. Es otro tipo de comunicación, como bien tu dices.
Un abrazo muy fuerte.
Dennysse.

miércoles, febrero 06, 2008 2:06:00 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

hola michael....
como sabes tu de la soledad pues ahi va una letra de cancion del barrio q a mi en momentos malos me va bien escucharla

el amor ha querido que
piedras solvenga el camino
que no exista arcen
ni cuneta donde estacionar
que cada calle que quede
por siempre al mismo destino
aqui no multan porque
ya no importa la velocidad

que si tu quieres te doy el consejo
de algun pobre amigo
el amor es el peor enemigo
que hay en el verbo amar
que en el aire yo palpo si es bueno
o un falso o un cariño
porque la cara es el espejo del
alma como dice el refran

no soy la voz de la inocencia
soy la cruda realidad
soy la que te habla y te aprieta
la que a veces te hace llorar
soy la musa del poeta
yo me llamo soledad

llevo de mi mano la nostalgia
la agonia ,los recuerdos,la tristeza, el silencio,
la indigencia el desacuerdo
la impaciencia, la pobreza,
son retales de mi cuerpo

intento salgo vivo ando
me marcho a mi antojo
soy el dueño de los cuernos,
de los locos
de la injuria la penuria
de los sucios de los rotos
soy la dura soledad

ahi queda eso LA SOLEDAD

CUIDATE UN BESO

SANDRA

jueves, febrero 07, 2008 3:41:00 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Hola Michael!
creo q lo q dices le pasa a todo el mundo en algun momento aunque la diferencia de la soledad esta entre el estar solo o sentirse solo, ya que sentirse en soledad porque uno lo necesita es algo que lo decidimos nostros, ya que decidimos cuando y porque motivo necesitamos esa soledad, pero el estar solo yo creo q es diferente, ya que es una situacion que no elegimos.
Muchas veces yo tb me siento sola aunk este rodeada d mucha gente, no quiero hablar con nadie, que nadie me moleste ni que me pregunte,simplemente quiero estar sola sin saber porque.
Hay otras veces q tb necesito buscar esa soledad, sobretodo cuando estoy tiste o agobiada por algo, porque es de la unica manera que puedo desconectar d todo.

Este tb me ha gustao mucho.
1 bso y cuidate!
Judith

sábado, febrero 09, 2008 4:25:00 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Hola!
Parece que en este artículo los lectores (yo me considero una de ellos) te escriben letras de canciones… A mí también me viene alguna a la cabeza, pero supongo que tú ya tendrás las tuyas, jejeje. Realmente, que facilidad poseen los artistas para plasmar en papel sentimientos universales que sentimos todos en algún momento.

La SOLEDAD…¡menudo tema! Parece como ese bendito tesoro que todo el mundo anhela cuando no tiene, y ese eterno sufrimiento que uno posee cuando está a su lado. Vendría a ser algo así como el perro del hortelano, ¡que ni come ni deja comer!
Deben haber miles de frases que la nombren, pero que más da, porque el sentirla cerca es lo que siempre preocupa. De vez en cuando, es necesario ir a visitarla, pero como tú bien dices, no es bueno quedarse.
Cuando me siento sola, intento recordar, y sobre todo, intento convencerme a mi misma de que si me siento así, es porque sé lo que es estar lejos de la soledad. Eso me hace pensar que soy afortunada y normalmente me siento arropada por la gente que me quiere y por mi misma.
Creo que si escribes sobre la soledad lo haces porque eres consciente de que es necesaria, pero al mismo tiempo peligrosa. Estoy segura que sabes que hay mucha gente que te apoya y está dispuesta a arroparte. Por suerte, en este mundo todavía sigue habiendo gente que está dispuesta a ello. Sin ir más lejos… mira cuánta gente esperamos ansiosos tus escritos… ¡Los comentarios hablan por si solos!
Aprovecha este tiempo para aprender de esa soledad, que en muchos momentos buscas con tu música y tus escritos, para luego saber disfrutar de la compañía que te brinde la vida. Piensa, reflexiona y sobre todo sigue compartiendo con nosotros tus inquietudes.

Recuerda, que si no lo haces, tus lectores nos sentiremos muy solos.

Cuídate. Hasta el próximo artículo

domingo, febrero 10, 2008 9:01:00 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Hola chicos,
El martes me enteré por una chica del barrio, si si, de nuestro barrio Bellvitge, q habiais escrito un blog, me lo he estado mirando asi por encima, el tuyo y el del Carlitos, q son a los q conozco. Seguramente q por mi nombre no sepais quien soy. Mikel me conocerá por la hermana de la Jessi la q iba con su hermana Patri al colegio, y Carlitos me conocerá como la vecina de su primo.
En fin creo q esto sobraba, pero bueno ya lo he puesto.
Me encanta leer lo q pones, es muy bonito, Ah por cierto os vi por la tele en el link q pusisteis aqui. Salisteis muy bien.
Suerte y a seguir luchando

lunes, febrero 11, 2008 12:20:00 p. m.  
Anonymous Iolanda said...

la soledad es un sentimiento, puedes sentirte solo o sola y estar rodeado de gente y al contrario, estar solo y sentirte bien contigo, acompañado. Lucha, la tuya es una situación que tiene un final, el sólo hecho de comunicarte con conocidos o desconodidos, como yo misma, ya es lucha. Y sobretodo no tengas lástima de ti mismo, es verdar que la situación de falta de libertad es dura, muy dura, pero piensa en el montón de gente que no puede hacer lo que querría porqué está atada a una silla de ruedas, a obligaciones familiares, a una situación económica desesperada... la libertad está en nuestro pensamiento, en la posibilidad de discernir, de crear, de expresarnos: y esta libertad tu la estás conquistando cada día! me ha encantado tu artículo.

Un beso

lunes, febrero 11, 2008 1:24:00 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

¡Hola! es la primera vez que te leo, he llegado hasta tu blog por eso de la soledad... a veces pienso que somos much@s los que conocemos el lado oscuro de la soledad, ese que no nos gusta, que asusta y entristece. Y, además, vivido en ocasiones en silencio. La vieja soledad, de alma gris, que se come los recuerdos felices, enturbia el presente burbujeante y nubla el futuro que está por venir. ¡Qué mala, vieja gris!
Pero también somos nosotros los que tenemos la capacidad de hacerla desaparecer o, cuando menos, hacer un trato con ella y llevarnos bien.
Estar, está. Pero también están, igualmente, nuestras ganas de comunicarnos, de escucharnos, de querernos, de aprender, de ser, de crecer, de amar...
Sigue escribiendo, solo no estás, ni estarás.
Ánimo.

Montse

miércoles, febrero 13, 2008 10:49:00 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

Hola maikel, está muy bien tu artículo, no sabía que pudierais escribir y tal y cual.Es difícil mirar para alante según la situación, pero estoy SEGURO de que lo lograrás.

Se que es muy fácil de decir pero, ÁNIMOS!!!

"Alex" (bruce lee ;) )
Bellvitge City

miércoles, febrero 13, 2008 11:08:00 p. m.  
Blogger Djinn Sade said...

Sigue escribiendo, por mi parte, tienes un nuevo seguidor.

Lo haces genial.

martes, febrero 19, 2008 2:59:00 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

Hola, es la 1 vez q escribo , y la verdad es que te comprendo, pues mi hermanito estuvo en ese mismo sitio que estas tu desde mayo2007 al 25/09/07, el lo paso fatal , pero te comento que tanto yo su hermana como mi madre tambien sentimos esa soledad , esa angustia , esa ansiedad, ya sabes de sobras todo lo que hay dentro, pero fuera cuando realmente sientes el dolor de ver a tu hermano del alma entre rejas , sin poder tocarlo, besarle, sin ecuchar su respiración, su voz a traves de un minusculo circulo , tambien te sientes solo, estas deseoso que llegue el fin de semana para verle y cuando por 1 vez vas a un vis-vis el corazon se te rompe en pedazos , por una parte quieres darle un bofetón pero por otra rompes a llorar y lo unico que quieres es abrazarle y decirle que ojala salga pronto de ese lugar, ojala mi hermano no tenga que volver ahi, aunque tienes razon en lo que dices , a salido peor , si mas gordo , con menos metadona , pero luego.......se a puesto al día , ahora esta mejor y parece que quiere encaminar su vida, pero...como bien dices es cada persona la que tiene que cambiar por mucho que te digan un tiene que ser responsable de lo que hace , asi que........te mando un beso y un abrazo y ojala pronto desaparezcas de este blog eso quedra decir que estas con tu familia y amigos , y podras acariciar a los perros y ver el mundo de otra forma .
entonces escribiras como hacemos los que estamos fuera .
un saludo sigue siendo fuerte .

miércoles, febrero 20, 2008 3:18:00 p. m.  
Blogger michba said...

Hola!!!
Mi conslusión a tu artículo (perfecto) es que estais aislados. Solo no estás, solo estarías si nadie te viniera a ver, si no tuvieras familia, si a nadie le importarás...
Y creeme, hay gente que si que esta sola de verdad. Tomatelo como un ejemplo para seguir adelante y ver que tu tarde o temprano estarás fuera de ahí y serás mucho más feliz. Valoraras más las cosas que no valorabas hasta que entraste...

Espero tu próximo artículo y animo!!!

miércoles, febrero 20, 2008 7:01:00 p. m.  
Blogger michba said...

Vuelvo a ser yo...
Parezco un poco borde, no?!
Bueno, perdón si es lo que he parecido. Espero que estes bien y que pasen los dias muy rápidos!

miércoles, febrero 20, 2008 7:02:00 p. m.  
Blogger Laia said...

Hola Due,

me ha gustado mucho tu escrito. Has descrito la soledad tal cual, tal y como tu la sientes. Y como tu la sientes la sentimos todos en algún momento de nuestra vida, es un sentimiento humano.

Es verdad que cuando te sientes solo también sientes dolor. Y el dolor en compañía duele menos :-) compartirlo es difícil pero necesario para seguir vivo!

Finalmente te entiendo cuando dices que la gente te dice 'ya queda menos, se te va a pasar'. Se agradece este apoyo pero a veces uno se siente mejor sólo con el echo de que te digan 'joder, sí es una putada estar solo o sentirse solo, a mi también me ha pasado, saldrás adelante'.

Espero seguir leyendo tus reflexiones!

Amiina

martes, febrero 26, 2008 12:35:00 p. m.  
Blogger jessica said...

Dios, me has dejado sin palabras. Sin duda alguna ahii dentro es imposible tener trankilidad y muy facil caer en la soledad, que supongo que muchas veces es lo que se desea hay tanta gente, con esa acustica tan espantosa, que te vuelves loco.

Pero haces bien analizando la situación, valorando lo de fuera y luchando desde dentro, pero piensa que eso es parte de las reglas del juego y sinceramente espero que todo ello te haga recapacitar y pensar que de verdad la libertad es muy bonita. Yo te puedo decir como simpre que aki fuera tambien estas solo, pero es lo que dices, poder bajar al bar a echar unas risas con los amigos y contar cada uno lo que ha pasado en su dia, eso no tiene precio, es la deconexión total de los problemas.

También te digo que desde fuera todos hemos intentado imaginar lo que se siente alli dentro, pero eso no se puede saber hasta que lo vives, es una experiencia tan fuerte que es inimaginable hasta que la sientes ya que cada uno reacciona de una forma. Es como cuando se te muere un familiar querido, escuchas que alguien se ha muerto en accidente, y piensas si fuera yo que sentiría?? Imposible de saber, cada uno reacciona de una manera y tiene sus métodos para encontrar el equilibrio, pero hay que intentarlo buscar, hasta que no estas en la situación no sabes lo que tienes que hacer.

Además es cierto todos caundo estamos alli os decimos, te queda poco, trankilo, ten paciencia, pero realmente pensamos, joder si estubiera yo aki no se que haría y como me lo tomaría.

Pero creo que lo que dices es totalmente cierto, busca tus momentos de escape, reflexión, etc y cuando tengas problema compartelo, que aunque pocos, alli dentro tambien tienes buena gente en la que confiar.

Bueno espero que esto tambien sea un momento de distracción y reflexión que hagan tus dias más llevaderos.

Un fuerte abrazo y sigue escribiendo y con tanto ánimo.

jueves, marzo 06, 2008 11:04:00 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

Hola de nuevo!

Realmente expresas tus sentimientos tal como son y de la forma que lo haces lo transmites, no podemos comparar el tipo de soledad que podemos tener los dos ya que son distintos ámbitos de vida, y debe de ser duro el intentar estar tranquilo y en soledad y no puedas porque siempre haiga gente, y luego en otros momentos que por mucha gente que haiga te sigas sintiendo solo.

Yo también al igual que todo el mundo he vivido muchos momentos de soledad y la verdad es que no se pasa nada bien, y se que es una frase típica pero lucha por salir de esa soledad y piensa todos los momentos que te quedan por vivir fuera que son muchos aunque entiendo que el día que quieres que llege se hace eterno día tras día encerrado, lucha y ánimo!!

···· SIMPLEMENTE YO ···
( Por cierto soy chica ) jejeje

domingo, marzo 23, 2008 5:16:00 a. m.  
Blogger angelita said...

hola tu soledad no es la misma que la mia la de una madre que se quedo sin su hija por culpa de un accidente pero la comprendo porque es la mismo para una familia que aun que sepan que hay estas pero no te tienen no se porque estas pero ya tienes una amiga que te podra leer aunque no sepa mucho escrivir yo te mando mi pagina del mio para recordar a mi hija
poesiasparaana

jueves, marzo 27, 2008 11:01:00 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

Hola amigo tras las r....
Yo estuve también a la sombra en una Cárcel de Uruguay y sentí y viví muchas de esas cosas que sientes.
También me ponía los walkman y me metía en mis ritmos, leía, escribía y dibujaba y lo sigo haciendo.
Podéis leer algunos textos carceleros míos en loscuentosnet.com mi nick en esa comunidad es MELACHUPASGUAPO...si ya se que es raro el nick pero a muchos les resulta gracioso.
Aún no leí todos los textos tuyos pero lo haré.
Fuerza y como decía una amigo del penal : "de aquí se sale" y despues una nueva vida..no es cierto?
Los felicito por el blog es excelente..---saludos, Raymon Roger Trencavel

sábado, mayo 24, 2008 6:19:00 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

maickel...buffff se me ponen los pelos de punta...en verdad solo no estas porque aqui estamos nosotros tambien que te escuxamos i para mi es como si te tuviera enfrente esplicandome estas cosas...no se como puedo hablar con tigo pero me encantaria...un besazo enorme enorme

laura

miércoles, septiembre 30, 2009 5:13:00 p. m.  
Anonymous Amelie said...

Creo que llego tarde a este blog.... lo he conocido por medio de un programa de televisión y me ha gustado mucho leerlo, aunque llegue tarde, quizá ya no lo leas... No estais solos, sólamente aislados y sólo temporalmente. Un besazo.

domingo, noviembre 01, 2009 12:10:00 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

Tras las rejas,
tus letras son leidas y agradecidas.
Tras el monitor tus intenciones
escuchadas, interpretadas, interiorizadas.
Tras las rejas vuestra ausencia marca un antes y un después, deja ver, que no estamos todxs.
Tras el teclado la inherente necesidad de dar respuesta a algo que no tiene preguntas.
Y aquí estamos, procurando, que cada centimo de euro MALgastado en la construccion de una muralla corrediza dentro-fuera sea en vano.
Pues nunca logragrán la marginación que pretenden mientras una sola de nuestras cabezas piense en lo que hay tras las rejas...AMIGOS

lunes, noviembre 08, 2010 12:17:00 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home